Domingo de Ramos en el Vaticano

El sumo pontífice presidió hoy la misa del Domingo de Ramos en el Vaticano,ante una Plaza San Pedro colmada. Además, se refirió a las víctimas de los atentados de este domingo en Egipto y del viernes en Estocolmo y dijo que "Jesús está en los que sufren por la guerra y el terrorismo",

"Estoy cercano a los familiares y a la entera comunidad. Que el señor convierta los corazones de los que siembran terror, violencia y muerte, y de los que hacen y trafican las armas", pidió luego el Obispo de Roma ante los 40.000 fieles presentes en la Plaza San Pedro.

Francisco había iniciado las celebraciones este sábado, con una vigilia inédita junto a jóvenes de todo el mundo en la Basílica de Santa María la Mayor, como previa del próximo Sínodo de Obispos de 2018 y de la Jornada Mundial de la Juventud que se hará en Panamá en 2019.

En una plaza a pleno sol y llena de palmas llevadas por los peregrinos, el Pontífice planteó que "este Jesús, que justamente según las Escrituras entra de esa manera en la Ciudad Santa, no es un iluso que siembra falsas ilusiones, un profeta new age, un vendedor de humo, todo lo contrario: es un Mesías bien definido, con la fisonomía concreta del siervo, el siervo de Dios y del hombre que va a la pasión; es el gran Paciente del dolor humano".

"Él está presente en muchos de nuestros hermanos y hermanas que hoy, hoy sufren como él, sufren a causa de un trabajo esclavo, sufren por los dramas familiares, por las enfermedades... Sufren a causa de la guerra y el terrorismo, por culpa de los intereses que mueven las armas y dañan con ellas. Hombres y mujeres engañados, pisoteados en su dignidad, descartados", lamentó Francisco.

"A la Virgen encomendamos las víctimas del atentado terrorista sucedido el viernes pasado en Estocolmo, así como a todos los todavía golpeados por la guerra, desgracia de la humanidad", sentenció.

9 de Abril 11:46

Tu opinión nos interesa