Ante irregularidades en su destitución el Juez Arias podría volver a ejercer su cargo.

El máximo tribunal bonaerense anuló la suspensión para ejercer el derecho y podría restituir al ex juez Luis Arias en su cargo.

 la Suprema Corte de Justicia Bonaerense anuló la suspensión de Arias para ejercer, tras el planteo de un recurso extraordinario, basado en que su apartamiento se debió a una persecución política por parte de la gestión Vidal-Macri.

La destitución de Arias se dio en agosto de 2018, luego de que el magistrado se ganara la antipatía del Ejecutivo provincial al suspender varios decretos de Vidal que habilitaban “tarifazos” en las boletas de servicios esenciales como la luz y el gas.

Sobre las circunstancias en las que se dio su destitución, Arias consideró que: “en un estado republicano y democrático de derecho, no puede haber ninguna decisión del Estado que quede sin revisión. Esto es lo que la Corte señaló en esta oportunidad”. Y mencionó además que el tribunal “dejó abierta la vía impugnativa y ahora tiene que resolver la cuestión de fondo. La misma Corte tiene que resolver si la destitución fue ajustada a derecho o no”.

El letrado remarcó que para “juzgar a los jueces por el contenido de sus decisiones judiciales es un absurdo y viola la garantía de independencia. Para eso están las Cámaras, están las Cortes, para definir si una decisión se ajusta o no a derecho, pero no el juicio político. El juicio político es para cuando hay otro tipo de irregularidades, no decisiones judiciales”.

En esa línea, explicó que “tomaron 21 causas judiciales mías, en decisiones jurisdiccionales, en materia de competencia, medidas cautelares y las sometieron a juzgamiento nuevamente, como si fuera una instancia de apelación. Y a partir de ahí dije ‘esto es una irregularidad’ y provocaron mi destitución”. 

Arias se mostró esperanzado sobre su situación al remarcar que seguirá todas las instancia recursivas. “Sabemos que tarde o temprano vamos a ganar y vamos a revertir la situación, porque es absolutamente ilegal lo que han hecho”.

“Es realmente grave lo que ha sucedido. No solo en mi caso en particular y mi cuestión personal, sino institucionalmente grave. Abrieron la caja de Pandora, porque con ese precedente cualquier magistrado que dicte un fallo que no le guste a algún sector del poder, está sometido y expuesto a que le inicien un juicio político”, reflexionó. 

Consultado sobre si el suyo había sido un caso de persecución política, no dudó al afirmar: “por supuesto, el juez Contencioso Administrativo en particular, tiene como misión controlar al poder político y eso provoca tensiones, porque a nadie le gusta que lo estén controlando. Por eso hay tensiones entre el poder político y el Poder Judicial. Esto es normal, es la vida de las instituciones, para eso están los poderes, para ejercer controles recíprocos. Nadie debería sentirse agraviado por tener una decisión judicial adversa”.

Finalmente, calificó duramente a la gestión de María Eugenia Vidal al indicar que “Cambiemos fue un gobierno de sesgo autoritario y destituían o perseguían a los jueces que no eran funcionales a sus intereses. Les subían o les bajaban el pulgar de acuerdo a cómo fallaban”.

19 de Mayo 18:20

Tu opinión nos interesa