Primer mensaje del año de Francisco " desterrar el consumismo" y ayudar a los inmigrantes.

El papa Francisco pidió hoy, en su primera misa de 2018 en la basílica de San Pedro, que la Iglesia sea "humilde, pobre de cosas y rica de amor", reclamó tolerancia a los refugiados e inmigrantes y cargó contra las "banalidades desmoralizadoras del consumo".

El Pontífice pidió que “no apaguemos la esperanza en sus corazones, no sofoquemos sus expectativas de paz”

1 de Enero 12:52

Tu opinión nos interesa